miércoles, 20 de octubre de 2010

Ensayo de Los nonos de Atilio

En un quincho de la calle Avenente ensayan los primos Aversano: Agustín, Maximiliano y Guillermo. Son todos nietos de Atilio, que les contaba historias sobre redes, lobos marinos y la pesca en San Blas, parte de su trabajo sobre la lancha “Águila blanca” que puede verse hoy en el frente del Museo del Puerto.

Antes del 2009 los primos Aversano no eran una banda, se juntaron a tocar a partir de la propuesta del Museo de versionar una canzonetta. Maximiliano cuenta por qué, aunque no se dedica a la música, se animó a versionar "Marechiare": Esto era lindo, me parecía un homenaje a mi abuelo.

¿Qué continuidades y qué cambios puede haber desde la experiencia de un inmigrante de Ponza que vino a White en 1935 y trabajó toda su vida en la pesca, hasta hoy?

Esto se rompió. Son micrófonos de plástico, son japoneses. Pero vino mi viejo, fue a un tornero, le pusimos un remache, cuenta Guillermo, pensando como continuidad el hecho de guardar cosas por las dudas o arreglar lo que se rompe en lugar de tirarlo.

¿Y querés un cambio generacional? Yo, la última vez que fui a pescar, vi una corvina ahí, agonizando ¡Y me sentí tan mal…!

No hay comentarios: