martes, 16 de noviembre de 2010

Adrián Loverde en la cocina del sábado

Adrián toca el teclado y trabaja como transportista en la sección de talleres de la municipalidad desde hace 15 años. Aficionado a la música recolecta partituras y según dice, toca lo que le gusta a la gente.

Su teclado Casio WK-110 de cinco octavas posee una entrada USB, que no usa porque la gente se da cuenta cuando vos hacés mímica. Y agrega que: Mucha computadora no sirve. Sí sale todo muy bien pero… qué se yo. Si le errás le errás, tiene que ser como en la vida.

No hay comentarios: