martes, 28 de diciembre de 2010

P.A.N. y pan


2 kilos de harina, 1 kilo de leche en polvo, 2 kilos de arroz, 3 kilos de fideos, 2 litros de aceite, 1 ½ kilo de “corned beef”, un paquete de lentejas y un paquete de porotos era el contenido de las cajas que, a través de hospitales, escuelas, ollas populares o comedores comunitarios, el gobierno de Alfonsín distribuyó a las familias con ingresos inferiores a la línea de pobreza.

Las razones de la implementación del Programa Alimentario Nacional (P.A.N.) en 1984 hay que buscarlas, por ejemplo, en los efectos de la apertura económica sobre la industria nacional y los índices de empleo durante la gestión Martínez de Hoz.

Pero en la situación del Estado comprando alimentos no perecederos estaba presente la Junta Nacional de Granos, un organismo público que durante más de sesenta años compró y vendió la cosecha de trigo y subsidió el precio del pan. La Junta fue una de las instituciones del llamado Estado de Bienestar argentino, y en la caja P.A.N., cuya distribución finalizó en 1989, habrá que distinguir también la transición hacia un Estado que separó el crecimiento económico del bienestar social.

No hay comentarios: