viernes, 31 de diciembre de 2010

¡Potente 2011!

María Belén Solliven Fuentes tiene 10 años, va a la escuela nº 15, vivió en Puerto Galván y ahora muy cerca del museo, sobre la calle Rubado. El día de San Silverio participó del “Taller de hacer postales” y armó su dibujo a partir de lo que le contó su papá sobre su trabajo de estibador, o como dice ella misma, de cargar cereal en los barcos.



Héctor, el papá de Belén, es quien está parado en el muelle. Roli es su amigo y compañero. Héctor le dice No te pierdas, y Roli contesta sencillamente, desde la cubierta de un buque granelero: Bueno.

¿Que otras pérdidas se podrán oír en esa frase? ¿La demanda de trabajadores en el puerto? ¿Camarones y langostinos en una red? ¿Acceso a la ría de los vecinos whitenses? ¿Viviendas obreras construídas por un grupo de sindicatos?

Por supuesto hay mucho por hacer. El año próximo hay que sumar; y ganar.

No hay comentarios: