viernes, 31 de diciembre de 2010

¡Potente 2011!

María Belén Solliven Fuentes tiene 10 años, va a la escuela nº 15, vivió en Puerto Galván y ahora muy cerca del museo, sobre la calle Rubado. El día de San Silverio participó del “Taller de hacer postales” y armó su dibujo a partir de lo que le contó su papá sobre su trabajo de estibador, o como dice ella misma, de cargar cereal en los barcos.



Héctor, el papá de Belén, es quien está parado en el muelle. Roli es su amigo y compañero. Héctor le dice No te pierdas, y Roli contesta sencillamente, desde la cubierta de un buque granelero: Bueno.

¿Que otras pérdidas se podrán oír en esa frase? ¿La demanda de trabajadores en el puerto? ¿Camarones y langostinos en una red? ¿Acceso a la ría de los vecinos whitenses? ¿Viviendas obreras construídas por un grupo de sindicatos?

Por supuesto hay mucho por hacer. El año próximo hay que sumar; y ganar.

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Ahora: ¡a leer las ojotas!

Durante los talleres del año que pasó se recorrieron los últimos 200 años a partir de objetos de uso cotidiano y de acá, de Ingeniero White.
Fueron casi 2000 chicos, de distintas edades y escuelas, los que participaron de la experiencia de más 20 talleres.

Puerto inglés. Escuela Media n° 5. 2° año polimodal.


Puerto Estatal. Colegio La Inmaculada. 1° polimodal.


Puerto Multinacional. Escuela Media n° 1. 3° polimodal.

martes, 28 de diciembre de 2010

P.A.N. y pan


2 kilos de harina, 1 kilo de leche en polvo, 2 kilos de arroz, 3 kilos de fideos, 2 litros de aceite, 1 ½ kilo de “corned beef”, un paquete de lentejas y un paquete de porotos era el contenido de las cajas que, a través de hospitales, escuelas, ollas populares o comedores comunitarios, el gobierno de Alfonsín distribuyó a las familias con ingresos inferiores a la línea de pobreza.

Las razones de la implementación del Programa Alimentario Nacional (P.A.N.) en 1984 hay que buscarlas, por ejemplo, en los efectos de la apertura económica sobre la industria nacional y los índices de empleo durante la gestión Martínez de Hoz.

Pero en la situación del Estado comprando alimentos no perecederos estaba presente la Junta Nacional de Granos, un organismo público que durante más de sesenta años compró y vendió la cosecha de trigo y subsidió el precio del pan. La Junta fue una de las instituciones del llamado Estado de Bienestar argentino, y en la caja P.A.N., cuya distribución finalizó en 1989, habrá que distinguir también la transición hacia un Estado que separó el crecimiento económico del bienestar social.

lunes, 27 de diciembre de 2010

Mano de obra barata

La persistencia en reafirmar, con cierto énfasis además, la versión de que el rostro del monumento al inmigrante, emplazado en la plaza de la locomotora en Ing. White desde el año 1972, es la real imagen de su abuelo Rafael, le ha permitido a Miguel Ángel Lomolino* poner sobre la fija conmemoración del bronce un nombre y una historia particular.
Más acá, menos ultramarina y algo más anónima, la lengua también ha fijado algunos términos: indocumentado, ilegal, informal, desplazado, golondrina, maquila, entre tantos más, dejan comprender la razón migratoria como parte de los flujos del capital sobre el que el Estado hace fluctuar políticas de atención o exclusión.
Valga por cierto una paradoja: quienes impulsan las doctrinas del libre mercado y la circulación sin fronteras de las mercancías son, al mismo tiempo, restrictivos con el tránsito de los que buscan trabajar.
En todo caso hoy, ante la dinámica migratoria como un fenómeno vigente, cabría preguntarse desde qué porciones de aquel monumento es posible evocar también la discriminación o la fobia o el racismo.

* M.A. Lomolino. Trabajó en la Junta Nacional de Granos desde 1971 a 1993 y, luego que se privatizó, se hizo taxifletero. En uno de los viajes que hizo para el museo dejó la foto de su abuelo recién llegado a White que, supuestamente, sirvió como modelo para la escultura.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

¡La revista!

Al Hospital Menor de Ingeniero White Leonor N. de Capelli, la mayoría de los whitenses lo conoce por otro nombre. Resumen esa denominación larga en una que conserva la idea de hospital y de menor: el hospitalito. Vamos al hospitalito... Vamos al taller del hospitalito. El nombre, como el espacio de esa institución pública, es parte del día a día de la comunidad.

Entre sus actividades, la Residencia de Psicología del hospital promueve el "Taller de Revista", al que todos los lunes se acerca un grupo de personas a charlar, escribir, dibujar, tejer, producir material para una publicación colectiva. No sólo está dirigido a pacientes, sino a todo el que quiera participar.

El domingo 19 de diciembre, psicólogas y talleristas presentaron el segundo número de esa publicación, “Torre de vivencias”, en el museo. Incluyó souvenirs, muñecas tejidas, tapas únicas, frases y dibujos de Alicia Aversano en la mesa pizarrón y la voz de Stella Maris, que cantó a capella hasta contagiar a todos.

jueves, 9 de diciembre de 2010

El patio de noche


El sábado, vecinos de White y Bahía Blanca se reunieron en el patio del Museo para compartir una noche llena de música, como parte de la Noche de los Museos. Las cocineras y los docentes que durante todo el año participaron de recorridos, talleres y la mesa de los fines de semana fueron invitados especialmente para agradecerles por el trabajo compartido. El reconocimiento consistió en un diploma para las cocineras, grupos de cocina y colectividades y una especial manzana verde para docentes y trabajadores que participaron de los talleres.

Chiche Ursino, acordeonista de la noche portuaria, empezó la música y, con sus pasodobles, animó a la multitud a mover un poco los pies. Lo siguieron los .edoÑa, con trajes de redes manufacturados para la ocasión. Cerraron su presentación con una canción llamada “Langostinos” que combinaba una sirena de alarma con la frase: Llevame a la paz, ya no pesco más.

La noche era todavía joven cuando el teclado de Rubén Castro fue digitando melodías como “Bombón Asesino” o “Resistiré”. Finalmente, Stella Genovali de la Asociación de Amigos del Museo y presentadora para la ocasión, invitó a tocar rock a La Masturbanda. Con el “sucio rock and roll”, sus fans agitaron banderas y tiraron papelitos al aire, haciendo concreta la relación que une el rock y el fútbol con el barrio Vialidad Nacional. A la madrugada, nadie quiso irse sin llevarse un gajito del Paseo de los Bidones a su casa.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Ensayo del grupo De la T

En un garage abierto a la calle Pesquero Usurbil, ensaya un grupo de rock que nació formando parte de una comunidad educativa. Andrés Dessi, Damián Vitakis, Esteban Uset, Franco Ostertag, Gaspar Arancibia, Javier Fraihaut, Joaquín Borda, Walter Muldon, en 2008 eran alumnos y profesores que se juntaron para tocar en el cumpleaños de la Escuela Técnica Nº 1 de Ingeniero White. Y formaron una banda.

¿Qué hace hoy este grupo de músicos que va de los 19 a 47 años? El más chico sigue estudiando en la escuela, otro es preceptor, otro profesor de biología, los ya egresados estudian ingeniería eléctrica, magisterio, ingeniería de alimentos, trabajan vendiendo insumos de computación, atendiendo un cyber. Viven en Villa Delfina, Villa Recia, Bahía Blanca y White. Juntos tocan temas de Los Piojos, Kapanga, La Mancha de Rolando, Bersuit Vergarabat y componen temas propios.

Continuando con el Proyecto Canzonettas & Rock, la semana que viene van a grabar su tema "San Silverio" en el estudio Iencenella. La idea es grabarlo junto a integrantes de todas las bandas que participan del CD. No es precisamente una canzonetta, pero va a cerrar el disco una canción con muchas voces, que vuelve a San Silverio un santo con más rock.