martes, 26 de abril de 2011

Redes en la remera

A fines de 1989 vecinos y trabajadores del puerto que buscaban fondos para la Sociedad de Fomento de White, hicieron una cazuela gigante en el Muelle Nacional. Ese fue el inicio de la actual “Fiesta Nacional del Camarón y el Langostino”: una olla de casi dos metros y medio y a la cabeza la cocinera María Marzocca, que había anotado en su casa la receta para 50 personas multiplicada por 20.000.

El viernes pasado, al escenario de la Fiesta número XXII, subió su hija Margarita, para participar cantando de un evento en el que muchas veces había cocinado. Entonó “Mamma”, una canzonetta que traía el recuerdo de su madre viajando desde Mola di Bari a White en 1927 y el trabajo de toda de su familia en la pesca. Junto a “Marga” subieron a cantar también las bandas que comparten el proyecto Canzonettas & Rock: Los Nonos de Atilio, Polaroid, La Banquina, la Cigarra, Inspiración If, De la T y La Masturbanda. Interpretaron canzonettas que cantaban los inmigrantes a principios de siglo XX a principios de siglo XXI, actualizadas según sus experiencia de hoy: caminar por la calle lindera al Polo Petroquímico, juntarse en un pasillo del barrio Vialidad o en un garage del Bulevar, que es también la experiencia de parte del público que seguía a sus bandas con banderas y cantos.

No es poco decir que era una de las noches centrales de la fiesta, justo antes de que subiera la conocida banda “La Mancha de Rolando”, y la mayoría de los músicos que ocupaban el escenario eran hijos o nietos de trabajadores del puerto. Aunque parezca mentira, fue una de las veces que un evento de esta fiesta tuvo más relación con la historia popular que la hizo posible; tal vez por eso una desmesura excesiva y justa flotaba en el aire.

De hecho, entre los músicos estaban los nietos del pescador y amarrador Atilio Aversano, en sus remeras llevaban impresa la imagen de una lancha. Era el “Águila Blanca”, sobre la que su abuelo había salido muchas veces de Puerto Piojo a las 6 de la mañana para tirar las redes, esperar la marea, juntarlas con la mayor cantidad posible de camarones y langostinos.

No hay comentarios: