jueves, 30 de junio de 2011

Repasador como herramienta

El domingo, la mesa de la Cocina estuvo a cargo de Margarita Marzocca. Ante el pedido del museo de acercar un repasador significativo para ella, trajo uno de los tantos que usa en el curso de Panadería del Centro de Formación Profesional nº 401.
Para mí el repasador es una herramienta de trabajo. Siempre lo llevo colgado de la cintura cuando doy clase.


"Marga" coincide con muchas cocineras en que los repasadores de toalla son más absorbentes. Las telas con poliéster no secan tanto, comenta, y en la diferencia de materiales, la industria textil se trama con la industria de las fibras sintéticas de origen petroquímico. El material tiene otra ventaja: se lava más fácilmente. Esto es importante porque la regularidad del sistema escolar implica que el lavado sea diario.

Pero el domingo, "Marga" estuvo poco tiempo atrás de la mesa central de la Cocina. La relevó su nuera, Gisela Marino, mientras ella cantaba algunas canzonettas y hasta un tango acompañada en el acordeón por "Chiche" Ursino.


No hay comentarios: