miércoles, 27 de julio de 2011

Cómo hacer un patio


Para ver que en eso que llamamos “naturaleza” está la historia, nada mejor que salir al patio. En el de Katty Aponte, del barrio Saladero, hay un gallinero, bolsas de maíz, bidones cortados como maceta y una bañadera con cactus adentro: nadie podría afirmar que la historia de lo natural y de lo social están ahí separadas.

Katty vive en el barrio hace más de 20 años, participa activamente de la vida comunitaria. Desde la Sociedad de Fomento a la Escuelita de Fútbol, todos los chicos la conocen, conocen su patio, y hasta algunos aprendieron a cuidar plantitas con ella. Es por eso que fue convocada a coordinar el “Taller de hacer gajitos” en el museo. Armar un patio es un saber práctico que forma parte de su experiencia cotidiana.


El sábado a las 14.30 en la puerta de la Escuela 40, ya esperaban los chicos para subir al colectivo. Una vez en el museo, se inició el taller ¿cómo armar un patio? ¿cómo hacerlo sin comprar plantas o manuales de jardinería? Saliendo al Paseo de los Bidones Katty empezó a sociabilizar ese saber que implica elegir el tipo de planta que crece de gajito, cómo cortarlo, plantarlo o hacer una maceta con un vasito de yogurt.

Después de una hora de trabajo, y de recuperar energías con el chocolate de la Asociación Amigos del Museo, los chicos volvían al Saladero con malvones, lazos de amor, moneditas, y empezaba otra etapa de cuidado y atención de los gajitos en casa.

Sergio se llevó una plantita que pudo sacar de raíz: un eucalipto, hijo de los centenarios que rodean el edificio del museo, que fue el resguardo de la aduana en 1907. El capital inglés de fines del siglo XIX incluía a una semilla como parte de las instalaciones portuarias para exportar materias primas. Hoy, el eucalipto que se lleva Sergio cambia de utilidad, según Katty: En cinco años vamos a estar sentados a la sombra, tomando mate.

No hay comentarios: