miércoles, 31 de agosto de 2011

Garra

En el marco del proyecto “La Salud Cuenta”, en el que participa el Museo junto al Barrioscopio de Harding Green, el sábado último se realizó una entrevista colectiva a trabajadores de unidades sanitarias, con chocolate y torta en la Cocina del Museo.
El objetivo del trabajo es indagar la historia y el presente de la atención primaria de la salud en Bahía Blanca desde la perspectiva de los propios trabajadores para contarla y hacerla circular.

Una de las primeras cuestiones que se abordaron fue la particularidad del trabajo de la enfermera. Ante la pregunta sobre su herramienta fundamental se hizo referencia a lo complejo de la tarea en la que se articulan saberes y aptitudes diversas que van mucho más allá del uso de un tensiómetro y que requieren una sensibilidad muy particular.


(Mirada- Saliva- Vocación- Carácter- Comunicación- Oreja- Mirar la cara-Ser creíble- La sonrisa como puerta de entrada a todo- Humildad- Saber escuchar)

Se habló también sobre las características específicas de la tarea en Unidades Sanitarias, de sacarse los tacos para ir al barro, caminar el barrio ver como viven los vecinos, porque tenés que saberlo para poder trabajar con ellos, cuenta Irene. Del vínculo estrecho que se establece con la comunidad Y si, a la enfermera le cuentan todo, necesitan que los escuches, por ahí hablando se les pasa, comenta Mabel. Las transformaciones en los últimos tiempos, la intervención del Estado a través del los planes sociales y su repercusión en la comunidad, sí, se nota un cambio en las políticas públicas dirigidas a áreas antes desprotegidas, pero claro, todavía falta… comparte Graciela.



Y un final de charla muy propiciatorio lo sugirió Claudia:
A mí me impacta mucho que vienen las mujeres pintadas y con aros, y cuando voy a su domicilio me encuentro con una miseria, en un entorno… y digo: Se arreglan para ir a la Sala, caminan veinte cuadras por calle de tierra. ‘¡Qué pila le ponen a la vida! ¡Qué garra! Empezar a problematizar eso te lleva a sensibilizar la mirada.

No hay comentarios: