jueves, 29 de septiembre de 2011

Del vecino como historiador

En el marco del proyecto "La Salud cuenta" y con el propósito de indagar la historia de las unidades sanitarias de la ciudad, algunos vecinos se pusieron a investigar, a recolectar, a recordar, a preguntar, para contar. Acá, dos situaciones.

Ana Lombardo vive en Villa Floresta, participa de la Sociedad de Fomento del barrio y va seguido a la salita a tomarse la presión. Le resulta un lugar cercano, útil, amable: Este año cumple 44 años, sí, el 3 de diciembre, que es el día del médico y del discapacitado; tengo ganas de organizar un festejo, una fiesta de cumpleaños, un chocolate para el barrio…
Ana está rastreando la historia y llegó a 1946. Hasta el momento en que la Sociedad de Fomento y la salita que se llamaba "Juventud La Floresta" funcionaban en la casa del vecino Aquiles Talamonti en Mallea al 1500.


Irene Guerra es vecina de Villa Mitre, trabajó muchos años como enfermera de unidades sanitarias y ahora se está jubilando. La última en la que trabajó y la más querida es la de Villa Esperanza.
Y, es como mi casa, la pintamos con unas compañeras, pusimos unas guardas en las paredes; los cartelitos de las puertas los hizo mi nieta, que estudia en Artes Visuales.
Ahora se puso a armar la historia de la sala ordenado recuerdos, fotos, recortes de diarios, escribiendo, con muchas ganas de contar y de preguntar.
Me gustaría volver a Esperanza a sacar fotos y hacerles entrevistas a algunos vecinos que antes vivían al lado del arroyo. ¿Me pasás a buscar y vamos?

No hay comentarios: