miércoles, 19 de enero de 2011

¡El 66 en otros puertos!

En el marco de las 2ª Jornadas Interdisciplinarias de Estudios Portuarios con sede en la ciudad de Mar del Plata, los últimos días del mes de noviembre de 2010 y bajo la sugerente consigna de que el puerto es un espacio de conflictos y contradicciones, el historiador José Mateo llevó adelante una presentación y difusión de ejemplares del primer número del diario “El 66. Documentos de Huelga”.

Si bien el diario pretende focalizar las particularidades del conflicto de los estibadores en el puerto de Ingeniero White, la huelga tuvo fuerte incidencia a nivel nacional e internacional inclusive, al lograr que la I.T.F (Federación Internacional de Transporte) emitiera una resolución de solidaridad con el SUPA y su Secretario General, Eustaquio Tolosa, y lograra iniciar un boicot contra buques y aviones de bandera argentina en cualquier puerto del mundo.

Esta presentación del periódico podrá servir para generar un vínculo extenso y poner en perspectiva los efectos históricos del conflicto del ’66 sobre los trabajadores y los puertos del país y podrá permitir, en algún modo, comprender su vigencia y relación con las actuales políticas de gestión portuarias.

jueves, 13 de enero de 2011

Plaza Achaval

En un acto de justicia para un género tan popular en el puerto, mérito a la persistencia de Juana “La Negrita” Dodero y materializada por la Cooperativa de Trabajo “La Primera” de Ing. White, desde el 11 de noviembre pasado, la plaza al costado del puente “La Niña” se llama Roberto Achaval.



Sobre el pergamino de ser uno de los más celebrados cantantes de tango del país, Achaval es Oscar Aníbal Crudeli y, antes que nada, “Cacho” entre los vecinos. ¿Y qué querés? –dice "La Negrita", su esposa e integrante de la Asociación Amigos del Museo – si fue el pibe que nació en Harris y Mascarello, cadete en la casa de cigarrillos “Muñiz”, ex alumno de la Escuela 13 y del Colegio Sarmiento, empleado en la Junta Nacional de Granos, violinista de la orquesta de Aníbal “Melón” Troncoso y Luis “Palito” Bonnat”; guitarrista, bandoneonista y pianista de entrecasa. Tenía esa afición por salir a pescar en la lancha de su tío Natalio y cocinar para la familia pastas y pescados. Sin ser coleccionista, juntó varios long-plays de jazz y tango que le encantaba escuchar mientras encendía sus 43/70. Para él, ninguno como Gardel.

Protagonista de la bohemia en la noche whitense, inició su fama de cantante al codearse con los créditos locales: Antonito Campos, Tulio Angelozzi, Carlitos Cappa, Roberto Floris, “El Negro” Paro, “Cachito” Marzocca,“El Pity” Barragán, “Chiche” Ursino, entre tantos más.

Cacho va a estar muy contento porque tiene las chicas enfrente, los cabarets. Va a estar perfecto, va a estar bárbaro... - sonríe "La Negrita" sobre el final de la inauguración.

martes, 11 de enero de 2011

Verano en la mesada

Charlan dos docentes de cocina del Centro de Formación Profesional 401 sobre cómo trabajar con harina. Nora De Lucia cuenta que los viejos panaderos, en verano, agregaban sal para detener el levado, evitando que el pan se ponga ácido.

Entonces, Marga Marzocca se acuerda: ¡Qué cosa increíble! Mamá, que amasaba todo, siempre tomaba la masa de levadura con agua y sal. Y algo común era que, al terminar de hacer la masa, le hacía la cruz arriba y la tapaba.
Y, sería un signo que le habría enseñado su abuela o su mamá... para que no fallara.

miércoles, 5 de enero de 2011

Granos, corporaciones y Estado

Mientras diversos productores agropecuarios bloqueaban las rutas en protesta por la resolución 125/08, un cartel colocado junto a la vía que circunda la zona de Cangrejales daba cuenta de la futura radicación del complejo agroindustrial de "Louis Dreyfus Commodities" en el puerto de Bahía Blanca.

Esta disputa entre el Estado y las corporaciones agropecuarias por la renta extraordinaria (generada por la suba abrupta del precio de los alimentos) dejó de lado un hecho fundamental: la parte más jugosa de la misma queda en manos de un puñado de exportadores.

La construcción de un puerto y una planta de biocombustible no es la primera inversión de Dreyfus en el puerto local. La guía comercial "Auber" da cuenta de que la empresa tenía galpones en Ingeniero White en 1918, cuando la expresión granero del mundo también significaba, en los hechos, que la diferencia entre el precio del trigo ofrecido al productor y el precio de venta al exterior quedaba en manos de apenas cuatro firmas internacionales: Bunge & Born, Weil Brothers, Huni & Wormser y, por supuesto, Dreyfus.

A mediados de la década de 1940, el Estado, a través del Instituto Argentino de Promoción del Intercambio (IAPI), buscó participar de ese beneficio intercambiando granos por tractores, motores y maquinaria industrial.