lunes, 31 de octubre de 2011

Últimos movimientos en el patio


Prendieron en un cantero las plantitas de espuelas de caballero que trajo Pedro Alí del barrio 26 de Septiembre. Delia Schemfeldt acercó varias plantas de taco de reina nacidas en su patio de calle Rubado. Además viajaron desde Punta Alta las macetas que desde los años 50 estaban en el patio de Alicia Ferro.

Pero no sólo por eso el patio está más lindo que nunca. La vecina del Saladero Katty Aponte, pasó de colaborar ocasionalmente a trabajar en él todas las semanas, consiguiendo macetas, plantando lazos de amor en las latas de leche nido, diseñando nuevos canteros, transplantando brotes y siguiendo el crecimiento de las plantas que se llevaron chicos del Saladero a su casa en el taller de hacer gajitos.

jueves, 6 de octubre de 2011

"Todo tiene que ver con todo",

dice Marcela Ganín, quien trabaja como profesora de Historia en el Colegio La Inmaculada y se sumó al Proyecto Caminatas no con uno sino con tres cursos: cuarto Sociales, cuarto Naturales y cuarto Economía. En la escuela, habitualmente los saberes se presentan bien recortados: el funcionamiento de la célula, al parecer, tiene poco que ver con la historia del movimiento obrero, o con el amarre de un bulk-carrier en el muelle

Pero en la caminata por los límites entre el puerto y el pueblo de White, los límites de los saberes se vuelven difusos. Tienen que volverse difusos, porque para interrogar una palmera plantada durante la construcción del muelle nacional o una cinta transportadora que repentinamente se llena de palomas cuando empieza a funcionar, se necesita una perspectiva en la cual naturaleza, economía e historia no estén escindidas. ¿Dónde termina la naturaleza y dónde empieza la historia? Una pregunta difícil, pero que sin duda se piensa mejor sobre los durmientes que quedaron del muelle del Ferrocarril Sud, junto al cangrejal y con marea baja.