martes, 13 de marzo de 2012

Acerca del banderín de la draga 255-C

Buscando y preparando los materiales para el proyecto de este año, en un cajón de la Dirección Nacional de Vías Navegables aparecieron dos banderines de fines de los ’60 y principios de los ’70. En ellos se lee la frase “aguas profundas”, que hoy se asocia con la gestión no estatal, la concesión de los muelles a grandes multinacionales y la privatización de los servicios portuarios.


Sin embargo, estos banderines parecen poner en duda esa relación “natural”. Ambos corresponden a la etapa en la cual el dragado lo hacía el Estado. En el primero, la palabra “operativo” y el color de fondo pueden asociarse con las condiciones políticas del momento. En el segundo, llama la atención la centralidad que tiene la sigla de la dependencia estatal y la bandera argentina en el margen izquierdo.


¿No está ocultando el uso actual de la frase “puerto de aguas profundas” el rol que tuvo el Estado como promotor del desarrollo portuario hasta mediados de la década de 1970? Si la relación entre el crecimiento del puerto y su gestión está saturada de historia, ¿será posible reconocer en su dinámica, también lingüística, las potencialidades de un proyecto alternativo al neoliberal?

No hay comentarios: