viernes, 24 de agosto de 2012

La de manija con bolita

Este mes, hay una invitación abierta en el pizarrón del museo: Contar relatos, recuerdos o percepciones  sobre la heladera Siam “Bolita”, de uso extendido en los años ´50. Hasta el momento, es uno de los objetos más nombrados por los vecinos y trabajadores que fueron entrevistados en el proyecto “La cocina llena de enchufes”, que indaga la incorporación de electrodomésticos en las prácticas de la cocina.

Una de las personas que nombró la Saim “Bolita” fue la repostera Luisa Regina (White, 1942). Para ella es una herramienta de trabajo que incluye sus inicios como cocinera, la historia del  instituto de enseñanza de repostería que lleva adelante desde los años ´80 y las clases que imparte hoy en su cocina. Ahí es donde está su Siam “bolita”, todavía funcionando.



Parece ser un objeto clave en la memoria de muchos, no sólo por la carga afectiva que supone la referencia al pasado, sino también porque vincula producción nacional con calidad, durabilidad y buen diseño. Ideas que en momentos determinados de la historia argentina fueron disociadas deliberadamente para favorecer la disolución del aparato productivo nacional. Y que, en la imagen de una heladera, vuelven a funcionar en la cabeza.



miércoles, 15 de agosto de 2012

Envión en la Cocina


Recién pasó por el Museo Jorge Cascallar, coordinador del Programa Envión, que se desarrolla con jóvenes del barrio Saladero y del Boulevard. Vino a traer el repasador que hicieron los chicos que participaron del taller “Chasis, acoplado y 18 ruedas en un lápiz negro”, en el marco de las actividades de vacaciones de invierno “Vacaciones en cuadritos”. Usaron un pedazo de la misma tela con la que se hicieron los repasadores de Envión, y una vecina del Saladero los ayudó con el bordado.