miércoles, 27 de mayo de 2015

Hacerse cargo de lo que pasa y ¡poner la oreja!


Ayer, desde muy temprano, el ingreso al puerto se colmaba de autos, trabajadores, cubiertas  encendidas y humo negro. El Sindicato de Aceiteros iniciaba su 23º día de paro.
A la vez, el museo recibía a chicos de 4º y 5º  del Secundario, del Colegio Rosario Vera Peñaloza, junto con las docentes Mercedes y Sandra. Ellos estaban estudiando  el modelo agroexportador en el aula y hoy, en el puerto,  algo en torno a ese modelo, se hacía presente.  

¿Cómo se puede entender un modelo económico, sin conflictos laborales? ¿Son los mismos los de principio de siglo que los de ahora? ¿Cómo son hoy las relaciones entre una empresa multinacional y los trabajadores del puerto de Ing. White? ¿Qué rol ocupa el Estado en esa pugna?
Los chicos interrogaron a Diego y Sergio, trabajadores de Cargill afiliados al Sindicato de Aceiteros, mientas el olor a goma quemada se impregnaba en sus buzos.

Les preguntaron qué es lo que están reclamando y cuál es su situación actual; qué trabajos específicos realizan y cómo son sus condiciones laborales. Escucharon sus demandas y debatieron en torno a cómo es la situación económica tras 23 días de paro: ¿qué pasa con el cereal?, ¿qué pasa con el país?.  En definitiva, se preguntaron quiénes ganan y quiénes pierden en esta disputa, que -tal vez- sea más compleja que el porcentaje salarial exigido.

No hay comentarios: