viernes, 31 de julio de 2015

“Mumi” Alonso nos dice prestar atención ¡inclusive con su propio cuerpo! a la explosión del elevador N° 5

Caminar sobre las vías (ignorando la prohibición de la empresa Ferrocarril del Sud que todavía se puede ver en el presente), cruzar el límite de Prefectura (que marca un límite diferenciado entre el puerto y el pueblo), escuchar la sirena (los jueves a las 11 de la mañana) o sentir el olor a comida del Restaurante Stella Maris (y que, por supuesto, ¡se abra el apetito!) para el Museo del Puerto son todas acciones fundamentales del aprender a interrogar la historia.

Hace unos días, los chicos de 6º año del Colegio María Auxiliadora, junto a la docente Clarisa Borgani, se pusieron guantes, gorros y bufandas y formaron parte de una nueva caminata del museo, con el objetivo de observar y reflexionar sobre la historia reciente en el mismo territorio. Los acompañó Raúl “Mumi” Alonso, ex trabajador de la Junta Nacional de Granos que estuvo en la explosión del elevador Nº 5 en 1985, y colaborador actual del museo.

 Hablar de historia reciente es sin duda hablar del neoliberalismo en Argentina que, si bien es asociado a los 90, se remonta un poco más atrás. Incluye por ejemplo las políticas de “reorganización” de la última dictadura militar y los productos “made in China”. El plan de Cavallo  y los viajes a Brasil. Políticas y hechos que moldearon un hacer cotidiano, condensado luego en el “1 a 1” durante unos diez años.

El neoliberalismo está --en el puerto, en el cuerpo del Mumi, ¡en nuestros cuerpos!-- como marcas posibles de identificar. Todas hablan de un rol del Estado que se comenzaba a poner en discusión, y se cuestionaba por obsoleto ante la frontera tecnológica internacional, o como un obstáculo innecesario al libre funcionamiento de los mercados.


Mientras hacíamos la caminata surgieron algunas preguntas. ¿Cómo es que la Junta Nacional de Granos (JNG) “daba pérdida” si en 1971 junto a la Administración General de Puertos (AGP) se invirtieron grandes sumas de dinero para la construcción del elevador Nº 5, “uno de los más modernos de Sudamérica”? ¿Y cómo es que hoy las empresas multinacionales que están donde antes estaba la JNG, celebran “records de exportación”?

martes, 14 de julio de 2015

Acordeón de la Colonia!!!

















Desde la Colonia Santa María llega Alberto Beier con su acordeón, para tocar polkas y paso dobles cruzados con dialecto de los alemanes del Volga. Además, la cocinera Graciela Arcuri prepara una mesa con mucho dulce de leche y chocolate ¡No te lo pierdas!




martes, 7 de julio de 2015

Hoy entrevistamos a Alejandra Santucho

Hoy registramos el relato oral número 1045. Desde el año 1987 el museo guarda y pone en circulación voces de inmigrantes, pescadores, trabajadores estatales, docentes, cocineras, niños, músicos, cantineros, etc. Son voces fundamentales para poder entender la historia y su complejidad en términos materiales. Tienen en común haber sido registradas desde la vuelta de la democracia. Son voces de la democracia con sus grises y contradicciones, escuchadas a su vez por un Estado que muy pocos años antes desaparecía y mataba. 


Hoy entrevistamos a Alejandra Santucho, nacida en White, cuyos padres y hermana fueron asesinados en la última dictadura militar. Nos contó del trabajo de sus papás, de los festejos del día niño en las colonias ferroviarias con la JIP (¡Juventud Infantil Peronista!), de su exilio, de los juicios, de su hermana, de la vuelta al pueblo y las dificultades de vivir el día a día, de su militancia en Hijos, de su casa en el barrio Vialidad. 

Su voz le da densidad al relato de la historia whitense, le añade tensiones, instala interrogantes en muchas voces que ahí resuenan y, en fin, le suma una vuelta de sentido más a este archivo oral construido en democracia, testimonio de lo que hay que cuidar y seguir construyendo. Testimonio además de la necesidad de un Estado que siga escuchando.

¡No te pierdas el cole!