miércoles, 20 de abril de 2016

El número 8


Falta sólo un día para el bingo de la Asociación Amigas, sus integrantes se preparan, moviendo mesas, comida, premios, concentradas en la organización y los detalles. Sí, año a año, el bingo de las Amigas llena la cocina con más de 100 personas de barrios cercanos y en su mayoría de White. Llegan con ganas de jugar, comer algo rico, encontrarse con otras… en un museo. Así que también para el equipo del Museo del Puerto es un día especial, entre otros preparativos hay que inventar el premio gratis, el bingo Nº8.


¿Qué es? Es el premio que se reparte gratis, sin tener que comprar el cartón, y contiene objetos elegidos en relación a los proyectos que el museo quiere difundir. Por ejemplo, cuando en 2010 el proyecto “La Cocina llena de enchufes” indagaba el uso de electrodomésticos en la historia de las cocinas, el premio fue una cafetera eléctrica; cuando indagamos las canzonettas más cantadas de White, el premio un cd de Roberto Murolo, y así.

Se trata de un premio que justo antes de sortearse se presenta especialmente (y en breves palabras). Se trata de integrar a la actividad de las Amigas un diálogo activo con parte de la comunidad sobre los contenidos del museo, pero ¡atención! sin cortar el cantar de bingos sino alentándolo, ya que hay más de 100 personas atentas a la próxima línea y cartón lleno.

Podemos decir que gracias al bingo 8, que implementamos desde 2008, se han difundido decenas de actividades y realizado convocatorias a la comunidad. Concretamente, hay vecinas que han acercado repasadores junto a sus historias, macetas y gajitos para armar el paseo de los bidones, contado sus recuerdos acerca de la historia de la pesca y las canzonettas, recopilado recetas para el archivo, incentivando la participación  en otras actividades del año. ¿Un ejemplo bien material? El enano que todos los días espera en el patio, sosteniendo un canasto con flores pintadas, nació de un bingo. Mañana, entre las mesas, veremos cómo sigue…

lunes, 18 de abril de 2016

#YoApoyoAlEnvión


El Museo del Puerto y Ferrowhite (museo taller) llevan décadas trabajando con la comunidad de Ingeniero White. Por eso podemos afirmar que los barrios Saladero y Boulevard han vivido una transformación desde que el programa Envión despliega su tarea en ellos. La presencia de Envión significó un antes y un después, no sólo para los chicos, también para sus familias y para el vecindario entero.




El programa Envión está destinado a chicos en “situación de vulnerabilidad social”. Su objetivo es promover una “integración social plena”. Envión es el Estado llevando adelante en el territorio políticas de amparo, cuidado y protección que no son sólo de “contención”. Son la posibilidad efectiva de construir herramientas para ampliar derechos y hacer de cada barrio un lugar mejor: clases de apoyo escolar, jornadas de vacunación, cursos de promoción de la salud sexual, pintura de espacios públicos, talleres de murga, festejos del día del niño, fiestas de carnaval y un largo etcétera.
De muchas de estas actividades hemos participado, junto a otras instituciones comunitarias. Hoy es el Envión el que necesita el amparo de todos. El Envión es una política de Estado. Y nosotros estamos aquí para apoyarlo.