viernes, 29 de septiembre de 2017

Ingeniero MEME

En la semana, estuvieron en el museo las chicas y chicos de 6to año de la Escuela Secundaria San Cayetano, con su docente Marcela Ciccerone. En principio recorrieron la muestra y luego realizaron la caminata al puerto con hoja de ruta en mano.

Esta vez desde el área educativa se les propuso un registro y apropiación de la experiencia distinto: luego de finalizado el recorrido y en grupos, la consigna fue producir un “meme”.

Un “meme” es un producto digital, de circulación viralizada, con contenido humorístico y paródico y cuya producción implica un ejercicio creativo, de edición, apropiación y síntesis.

Para nosotros este tipo de ejercicio habilita la apropiación de cada chica y chico de una parte del recorrido, de las tensiones históricas que se repasan en el camino al puerto, de un fragmento de la muestra, de un objeto. Se lo apropia y se lo resignifica; en muchos casos se lo desvía de su marco y se lo conduce a otro que forma parte de la experiencia vital de cada uno.

Nos gusta un museo que se arme y se desarme; que tenga recorridos y desvíos, un muestra “permanente” que habilite múltiples sentidos.

Ingenieros de la imaginación, acá están sus memes:









(y para el año que viene inauguraremos el primer Archivo Museográfico de Memes Portuarios – y no tanto-).

lunes, 25 de septiembre de 2017

30 años!

El museo cumple 30 años. No es su aniversario, se festeja su Cumpleaños, es decir habrá tortas, baile, cantina, guirnaldas. Vecinas y vecinos se juntan para recordar todo lo que se hizo, pero sobre todo bailaremos y levantaremos los pies, haremos una fiesta y ruido para que las cosas sigan en movimiento.

Sábado 30 - Desde las 18.30

*Tortas
*Brindis
*Presentación libro de Marcelo Boccanera
*“Pochi” Genovalli canta sus mejores tangos.
* La Asociación de Amigas del museo reparte regalos, tragos y abrazos.
*Baile a cargo de Agua Destilada


*Venta de bebidas y empanadas.


lunes, 18 de septiembre de 2017

Un estudio minucioso del objeto



Hace unos días, llegaron a la Cocina del museo, alumnos de los profesorados de Nivel Inicial y Primaria de la Escuela Normal (UNS) bajo la consigna de su profesora Gabriela Andreozi, de indagar un objeto.
¿Cuáles son los objetos privilegiados para el Museo del Puerto?

Posiblemente, pueda ser uno usado (como un casco blanco), uno gastado (como una red de pesca rota), uno que se hace escuchar (la voz de trabajadores portuarios en un corte en el acceso al puerto), uno comestible (como las tortas de los domingos), uno que se huele a los lejos (el olor a asado de Gustavo) o uno recién comprado en el kiosco de la esquina (como una barrita de cereal).
Los futuros docentes agrupados, bajo los repasadores de la Cocina, miraron con lupa materiales de los archivos del museo, detectando en ellos, historias particulares y personales así como relatos mayores, económicos y políticos, de momentos históricos distintos. Todo eso plasmado sobre un gran papel almacenero.
De este modo abordamos juntos la práctica docente en los niveles  de Inicial y de Primaria, desde la materialidad de las cosas; porque claro: ahí se inscribe la historia de manera concreta. Y ese proceso conduce también a los propios docentes a pensarse como sujetos de la historia, que construyen su entorno y su ciudad todos los días (¡la materia se transforma!). En ese sentido, surgen preguntas como: ¿Por qué en Bahía no se llega a escuchar la sirena comunitaria? ¿Hasta dónde se prolonga su sonido? ¿Cuál es el límite (si es que lo hay)? ¿Quién decide hasta dónde se escucha?



jueves, 14 de septiembre de 2017

Encuentros de Escritura Macarrónica (con mucho tuco)




Estos días la cocina del museo está movida: además de los domingos con músicos, reposteras y colectividades, cada viernes se reúnen en sus mesas cocineras, cocineros, vecinos, poetas, oradores y memoriosos.

Es para escribir entre cucharones y ollas… ¿sobre qué? ¡Sobre esos mismos cucharones y ollas! Porque ya es hora de cantar a las cazuelas, macarrones y buñuelos que prepararon, a las infinitas comidas de casa que las mujeres pensaron y cocinaron silenciadamente durante años, a las comidas públicas, cocinadas en equipo, a la memoria interminable de olores que sintieron caminando por Ing. White, a las comidas imaginarias que los hicieron soñar, a cocineras y cocineros de la memoria, sus secretos y saberes particulares.

Los reúne también la propuesta de compartir ejercicios de escritura, pequeños desafíos sobre su propio “cuaderno de escritura macarrónica” que hagan acercarse de otro modo a lo cotidiano, poniendo a circular -esta vez con palabras- los pasos previos de cada fuente presentada, el gustito  de una vianda o la acción de lavar los platos.


En el último encuentro no faltó el objeto material de esta indagación, uno de los cocineros invitados -Francisco “Nene” Cabeza- llegó con platos humeantes llenos de  filetes al ajillo y tortafritas. Escribir sobre comidas esta vez se hizo comiendo, anotando también la receta de esos platos que  contados  en voz alta por su cocinero.


Participaron cocineras “de toda la vida”, que a la par colaboran con comisiones de instituciones intermedias (La Siempre Verde, Scouts E. Pilling, Asoc. Amigos del Castillo, Asoc. Amigas Museo del Puerto, Bomberos, sociedades de fomento, cooperadoras de escuelas, etc.), también cocineras de cantinas y restaurants, expertas en preparar viandas para vender a camioneros y portuarios. Cruzaron historias de inmigración, de familia,  de festejo y de trabajo. Hicieron entre todos un listado de comidas para la historia de White, una epopeya de voces múltiples que muy pronto podrán leer.

Hoy nos juntamos otra vez, no se lo pierdan, lo que sale de esas  mesas siempre sorprende. Y a quien dude en venir -más por su relación con las letras que con las pastas- sepa que nos acompaña esta frase: Si aprendiste a cocinar, ¿cómo no vas a aprender a escribir?



lunes, 4 de septiembre de 2017

Boya 70 #4

A lo largo de los años el Museo del Puerto ha trabajado el tema inmigración, en su historia, sus problemas, sus derivas y transformaciones. Hoy, día del inmigrante, presentamos este nuevo número de Boya 70, que plantea distintos abordajes sobre una cuestión que actualmente es central en términos políticos en las escalas local, nacional y global.
Fernando Mariani, que vive en Médanos, propuso una serie de fotos con micros y macros, texturas y colores de la historia inmigratoria de ese rincón del sudoeste bonaerense. La periodista Emilia Erbetta indaga el mundo laboral de la horticultura de inmigrantes bolivianos en el trayecto que va desde la quinta hasta la verdulería. El poeta Piro Jaramillo propone un ejercicio de escritura poética a partir del decreto 70/2017, modificatorio de la ley de Migraciones N°25.871, firmado por el presidente Mauricio Macri el 27 de enero de 2017. En su uso y reformulación abre la posibilidad de una lectura crítica. Leandro Beier, recorre las derivas de una colonia de Alemanes del Volga del Partido de Coronel Suárez y los cruces entre la tradición y el presente sobre la tabla de un longboarder. Textos y fotos que abren nuevas preguntas a nuevos problemas.