miércoles, 25 de abril de 2018

¡Guaite... eppur si muove!


Durante el verano nuestros vecinos de Ferrowhite Museo Taller nos enviaron un link con un texto complejo, prolífico y bello. Se trataba de GUAITE… EPPUR SI MUOVE, libro digital del vecino whitense, amante del tango y ex ferroviario  Florentino “Tino” Diez. 

El texto de Tino es una obra que recopila múltiples fuentes. Anécdotas personales, testimonios de vecinos, vecinas, amigos, actas de instituciones, diarios, entrevistas, textos de museos. Pero además, indaga en Wikipedia, portales web, diarios digitales. Todos estos materiales se reúnen con un afán totalizador: el texto aborda la historia de Ing. White, sí, tratando de hablar de todo. Tino arma un texto como una hechura: mezcla y combina materiales diversos, los ordena, los reescribe y diseña, eligiendo imágenes, administrando espacios y tipos de letra que le resultan apropiados. Lo que hace es inventar el soporte para la extensa historia que desea contar, donde son centrales sus memorias y afectos.

Este es un ejercicio que a su vez que Tino lleva adelante en su blog Tangomías hace muchos años. Además escribe poemas, publica en revistas especializadas de tango en California, hace columnas en medios locales, lleva adelante y colabora con programas radiales. Florentino tiene la vocación de hablar, de comunicar, de transmitir un momento de su historia personal y la de White. Frente a los cambios acelerados de los últimos tiempos, Tino pone en valor su infancia y juventud en el que la vida social, afectos y amigos, se traman con el Estado de Bienestar.
Ayer se acercó al Museo, venía a encontrarse con una versión en papel de su texto, compilado en varios tomos por el equipo del Museo del Puerto. Allí nos contó más detalles acerca de la escritura del libro: lo empezó por pedido de su amigo Luis Carbonara. El fotógrafo whitense le dijo que alguien tenía que escribir las vivencias compartidas, la historia del pueblo. Ese pedido fraternal  y ese gesto de afectividad recorre toda la obra. Pero además el libro cumple una función reparadora para el mismo Tino: en el año 1996 fue despedido de su trabajo de años con el cierre del Banco Coopesur, según cuenta, en ese momento bloqueó de su mente personas y recuerdos, tuvo necesariamente que cortar gran parte del pasado “para no caer en la depresión”. Pero poco a poco empezó a escribir, ejercitar una memoria guardada, recuperar imágenes, caras, olores y datos del pasado que lo unía a otras personas de la comunidad.

Un dato no menor es la capacidad de Tino de adaptarse a los recursos del presente. Desde que tipeaba con una Olivetti en el banco a administrar un blog o editar un archivo PDF, siempre tuvo curiosidad y atención por entender las nuevas tecnologías. Aparecen también ahí sus nietos que lo ayudan, lo asesoran, le pasan sus archivos de un formato a otro.
El libro de Tino encuadernado por el equipo del museo estará disponible a partir de hoy en nuestra biblioteca, para ser hojeado, disfrutado, usado como fuente de consulta. Además se le puede pedir a Tino una versión digital –que está en permanente construcción, porque agrega datos, incluso a pedido- a este correo: tangomias@yahoo.com.ar

martes, 24 de abril de 2018

Polkas del sudoeste


Llega Alberto Beier con su acordeón lleno de polkas, pasodobles y otros ritmos de Santa María, colonia de inmigrantes alemanes del Volga que forma parte de su experiencia vital. En la mesa, las tortas, tartas y alfajorcitos de la vecina de Ing. White Liliana Villalba, para acompañar el chocolate más rico del mundo.




miércoles, 18 de abril de 2018

Primera mesa

Presenta una mesa por primera vez en el museo Maira Alvarez, vecina de White conocida como “la chica del cotillón” (y por sus riquísimas tortas). Sus saberes combinan la mano dulcera de su abuela paterna con horas mirando el canal de utilísima y todo lo aprendido en la carrera de cocina del Instituto IGA.  Además, llega el grupo Agua Destilda, con cumbias y cuartetos que ponen a bailar comensales ¡No se lo pierdan!


lunes, 16 de abril de 2018

Ya están los ingredientes, ahora ¡a cocinar!

Este año, el Museo del Puerto vuelve a pensar los modos posibles de conocer este territorio.
Por eso, el área educativa armó una serie de propuestas que se
desprenden de un eje central: ¿Cómo se cocina un puerto?



















Pensadas y diseñadas para cada nivel educativo, con materiales didácticos para
trabajar;  cada niño, niña,  joven y adulto con la mirada atenta de un/a cocinero/a, podrá explorar los espacios del museo, buscando materiales y procesos que le permitan problematizar la construcción histórica del puerto, así como impulsar la imaginación para construir, de manera colectiva, una receta (posible) para cocinar un puerto.

Es que en el Museo del Puerto, hay una cocina.



¿Se podría pensar la historia de una comunidad, de un puerto, de un país, sin tener en cuenta sus cocinas? ¿Sin poner atención en las personas (sobre todo mujeres) que han preparado, inventado, imaginado, las comidas que día a día hace que trabajadores y trabajadoras, gerentes, funcionarios políticos, muevan sus cuerpos, y sus cabezas, tengan energía y hagan funcionar las cosas?



La cocina es el combustible de la historia. Por eso es el lugar donde empieza y termina todo o, al menos, cada visita al museo, por un momento.


martes, 10 de abril de 2018

¡De novela!

Una mesa de domingo que combina historias de cocina de una familia croata y española, con los aprendizajes de la antigua Escuela Profesional y otros saberes adquiridos en cocinas de White ¡Sí! La cocinera Nora Urlich llega con lemon pie, pasta frola, tarta de ricota, tarta de dulce de leche y otras exquisiteces preparadas junto a su nuera Melisa Molina. Y no faltará la música, con el grupo Voces Trío ¡No se la pierdan!